miércoles, 28 de agosto de 2013

Trabajar duro en la Dirección Correcta

Trabajar duro no es sinónimo de éxito. El éxito viene del trabajo duro en la dirección correcta. No importa cuan duro trabajes si trabajas en la dirección equivocada. De hecho, trabajar duro en la dirección equivocada puede ser contraproducente.

Puedes trabajar más duro colocando más ladrillos, pero eso no mejorará tu situación, reventará tu espalda...



¿Cuál es la dirección correcta?


Lo curioso es que no hay una dirección correcta, sino "tu dirección correcta". La dirección correcta depende de a dónde quieres llegar, de cuáles son tus objetivos y propósitos de vida. ¿Quieres ser actor? Entonces la dirección correcta para ti podría ser "aprender arte dramático", "trabajar tu red de contactos del sector"...

Siempre estás caminando en una dirección, leyendo este artículo estás caminando en una dirección. Para un momento y pregúntate: ¿esta dirección me lleva a mis objetivos? o en otras palabras, ¿voy por la dirección correcta?

¿Cómo saber si voy en la dirección correcta?


Con el tiempo he descubierto que hay señales en el camino, pero debes aprender a leerlas. Cuando vas en la dirección correcta empiezas a recibir información de tu entorno que te lo confirma.

El sol no sale de golpe, empiezas a ver claridad poco a poco hasta que por fin se descubre, la claridad es la señal de que el sol está saliendo. Lo mismo pasa con tus objetivos, no se manifiestan de inmediato, sino que poco a poco te vas acercando a ellos, lo sabes porque ves las señales en el camino...

Para un momento y pregúntate: ¿veo señales de que voy en la dirección correcta? ¿cuáles son esas señales?



No hay comentarios:

Publicar un comentario