miércoles, 25 de mayo de 2016

Cambiar de país como vehículo para alcanzar tus objetivos

Cuando tu país es un obstáculo en vez de un impulso


El haber nacido en España me ha permitido experimentar cómo un país puede ser más un obstáculo que una ayuda. Mi pasión y mis habilidades siempre han estado relacionadas con las nuevas tecnologías, especialmente el desarrollo de software distribuido.


Desde los 21 años he estado intentando emprender en España, crear una empresa que genere valor. Y no ha sido fácil. De hecho ha sido imposible hacerlo allí. Durante 4 años y medio lo di todo sin muchos resultados. Al principio pensaba que era un problema mío, que no era demasiado bueno. Sin embargo, tras venir a Holanda, me di cuenta de que no se trataba de mi, simplemente estaba en el sitio incorrecto. Es como montar una discoteca en el medio del desierto y quejarse de que no pasa gente.

Aquí en Holanda se pagaba casi 4 veces más por el mismo trabajo, y tenía clientes todo el año... Y no se trata del dinero, sino de la incapacidad de alcanzar tus objetivos, sean cuales sean, el verte que no avanzas, eso te hunde... A menos que pongas solución. Una posible solución era emigrar de país, ya sabes, el mundo es grande...

Faltaba mucho desarrollo del mercado en España, la gente no entendía lo que estaba comprando, las empresas eran muy poco competitivas, la gente pretendía sacar a flote sus empresas explotando a los demás... Y yo no podía arreglar aquello, sería algo que duraría décadas de cambiar, si es que algún día llegaba a cambiar. Y mientras eso ocurría, yo tenía muchas ideas a las que dar salida. Así de simple, me largué.

¿En qué eres bueno? y ¿En qué países se valora?


¿En qué eres realmente bueno? ¿Estás en el sitio correcto? ¿Hay gente alcanzando objetivos similares a los tuyos en tu país o extremadamente poca? Si hay muy poca gente alcanzando objetivos similares a los tuyos eso puede ser un síntoma de que no estás en el país correcto, o que el esfuerzo para llegar ahí en ese país será mucho mayor.

Yo diría: mira tus habilidades, analiza tu país, tus posibilidades, y decide.

Sondeando países afines a tus objetivos


Así que no hay nada mejor que contarte cómo yo lo hice. Mi hermano ya se encontraba en Holanda desde algún tiempo por lo que le pregunté a él: "¿cómo está la situación de trabajo en Holanda en cuanto a las nuevas tecnologías?" Adivina lo que me dijo... "!Ven! La palabra crisis no existe aquí, hay mucho trabajo y clientes en nuevas tecnologías".

Después descubrí que Holanda valora muchísimo todo lo relacionado con las nuevas tecnologías, aquí se valora el conocimiento y la experiencia, y tienen ríos de trabajo para hacer. Se hablaba holandés e inglés, y mi inglés no era malo. A los holandeses les encanta la productividad, y es mi tema preferido... Es un país pequeño pero con una actividad comercial muy fuerte. Si destacas en algo destacarás rápido, mucho más rápido que en un país grande, donde hay muchos como tú. Parece que Holanda era mi mejor opción después de sondear UK y Alemania... 

Lo que importa no es como yo lo hice, lo que que importa es que todos tenemos alguna manera de obtener referencias de otro país extranjero. Sondea diferentes países, investiga sobre su cultura, su idioma (importante), mira qué te conviene. Busca esa referencia e investiga (Google it) en tu tiempo.

Planificando tu migración


Listo! Ya has decidido emigrar por el bien de tu futuro, ¿y ahora qué? Bueno, necesitas dinero, por lo menos el mínimo para hacer una migración digna. Si no tienes el dinero, quizá tu próximo objetivo es ahorrarlo.

Ticket de avión
Costes enviar tus cosas
Costes de papeleos
Coste de alojamiento hasta el primer ingreso
Coste de comida para un mes
[...]

Para que te hagas una idea, yo vine con 1000€. Al principio vas a necesitar hacer algunas pericias para sobrevivir, pero ya se sabe que lo que no te mata te hace más fuerte: compartir habitación o casa, no comer exquisiteces, medir mucho lo que te transportas...

Por supuesto vas a necesitar más dinero. Bastante más, especialmente si vienes a un país nórdico donde un alquiler ronda los 1000€, comer 400€, cervezas a 3,5€... Por lo que necesitas un trabajo remunerado para sobrevivir. Investiga minuciosamente el coste de vida del país a donde te moverás.

Me costo 15 días encontrar un contrato de un proyecto freelance en Amsterdam, lo encontré en Linkedin, hice la entrevista por Skype, me querían cuanto antes. Todo estaba listo e hice mis maletas. En 20 días estaba viviendo en Amsterdam trabajando en mis objetivos, y por fin avanzando.

Quizá te cueste más o menos, pero si eliges el país afin a tus habilidades, probablemente no te costará demasiado tiempo encontrar un contrato. Si te cuesta mucho encontrarlo, puede ser síntoma de que has elegido el país incorrecto.

Emigrando por tu bien


Sí... es duro emigrar. Recuerdo que adelgacé 6 kilos en 1 mes. Tenía que mejorar mi inglés, buscar mi alojamiento definitivo, aprender cómo funcionaba el transporte, hacer amigos, aprender sobre el trabajo que estaba realizando, aprender cuestiones legales... Fue muy intenso...

Y luego viene una sensación de tristeza, quieres volver. No encuentras tu lugar... Nos pasa a todos. Pero si aguantas un poco más y te apoyas en los que te quieren, al final ves una luz. Comienzas a sentirte parte de este nuevo lugar. Tu país es muy bonito, pero es más bonito verte avanzando hacia donde quieres llegar.

No lo pienses, una vez has tomado la decisión y tienes una manera de sobrevivir, haz la maleta, recoge todo, despídete, !y a la aventura! Créeme, llega a ser muy motivador.

Siendo feliz


Sí, y al final se trata de ser feliz. Alguien dijo una vez que la felicidad es ver la realización progresiva de tus objetivos y propósitos, y así yo lo creo también. No puedes ser feliz si no avanzas a donde quieres llegar. Si aún no sabes lo que quieres, quizás es que ya lo tienes.

Así pues, yo diría: define tus objetivos, persíguelos (cambia de país si es necesario), trabaja duro en ellos, disfruta del camino, se feliz. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario